jueves, mayo 28, 2009

LOS AVIADORES DEL BIM 5.

Una misión de apoyo aéreo cercano.


Carlos Alberto Arce
Suboficial Primero de Infantería de Marina
Ingresó a la Armada Argentina en 1985, actualmente sirve en el Batallón de Vehículos Anfibios Nº 1.
vistaderecha@yahoo.com
29 de marzo de 2009

Durante la guerra de 1982 contra el Reino Unido La Primera Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque de la Armada Argentina, EA41, combatió en las Islas Malvinas empleando aeronaves Aermacchi MC-339, reactores monomotores de origen italiano. El 23 de Abril aterrizaron en Malvinas los primeros dos Macchi de un total de siete que llegaron a las islas y de los cuales cinco nunca regresarían al continente, con tres abandonados por averías diversas y dos perdidos cuando la escuadrilla sufrió la muerte de sendos pilotos, el Teniente de Fragata Carlos Benítez tras un accidente al regreso de una misión de combate y el Teniente de Corbeta Daniel Enrique Miguel, derribado en combate.
El Batallón de Infantería de Marina Nº 5 Ec arribó a Malvinas a partir del 8 de abril, dieciséis de sus integrantes fallecieron en la guerra y hoy descansan en las islas. La actuación en combate del batallón fue de suma excelencia, hecho que ha sido reflejado en numerosas publicaciones nacionales y extranjeras (1).
El entonces Comandante de la EA41, Capitán de Corbeta Carlos Alberto Molteni, dijo que “En muchas charlas de café con el comandante del BIM5 surgía el tema de la integración que teníamos y lo beneficioso que resultaba eso para progresar en el adiestramiento; el Capitán de Fragata Carlos Robacio decía que nosotros éramos la aviación del BIM5...” (2). La relación y la instrucción del BIM5 con el Grupo de Apoyo Insular de la Aviación Naval en los días previos a la guerra fueron de gran intensidad, incluyendo situaciones de adiestramiento muy extremo (3), produciendo un fuerte lazo entre esta unidad de IM y la comunidad aeronaval; es por eso que puede decirse que, respetuosamente, los pilotos de esta última eran aviadores del BIM5.


El Aermacchi MC-339 4-A-114 de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Ataque de la Armada Argentina, EA41,derribado el 28 de mayo de 1982 en Darwin, mientras era tripulado por el Teniente de Corbeta Daniel Miguel.




En los dos libros que escribió sobre su comando en Malvinas, el Teniente Coronel (R) Ítalo Piaggi relata los sucesos de la lucha ocurrida en el istmo de Darwin a finales de mayo, donde una guarnición de hombres del Ejercito Argentino a su mando, combinados con elementos de la Fuerza Aérea, fue atacada por elementos ingleses y capturada tras dos días de intensa lucha. En ambas publicaciones y mientras refiere los hechos del 28 de mayo dice que, a las 16.36 horas, “Un Pucará reitera su suicida pasada de ataque a la infantería enemiga. Estalla en el aire en el límite oeste de Ganso Verde y se pierde en el mar. Saludo militarmente, rindiendo honores al piloto, en dirección al punto de impacto” (4) (5). Es muy importante notar dos aspectos: primero que este hecho se sucede en horas de la tarde y, segundo, que solo unos párrafos después se refiere a la posterior eyección exitosa de un piloto de la FAA tras ser derribado, en lo que fue la otra misión de apoyo vespertina (6).
La Fuerza Aérea Argentina (FAA) ejecutó misiones de apoyo aéreo cercano en esa batalla desde muy temprana hora en la mañana del 28 mediante el empleo de aviones biturbohélice IA-58 Pucará, arribando a Darwin a las 08:50 con tres aviones, a las 09:50 con dos y a las 11:50 con dos más, acción esta última en la que el Teniente Miguel Ángel Gimenez se estrella y fallece tras derribar un helicóptero ingles Scout, aunque nadie pudo ver su caída porque impactó contra una altura oculta por la niebla y de la ubicación de sus restos se supo recién cuatro años después (7) (8). Los Macchi efectuaron un vuelo de apoyo a Darwin que fue abortado por meteorología adversa (9).

Por la tarde se reiniciaron los ataques desde Puerto Argentino con el envío de dos aviones Macchi que despegaron alrededor de las 15:15 para una misión de apoyo aéreo cercano, emprendiendo un vuelo a baja altura en dirección a la zona de combate, donde bajo el comando de un controlador de la FAA atacaron con cañones y cohetes las posiciones de infantería británica en cercanías de la escuela de Darwin; durante el ataque los dos aviones recibieron un denso fuego antiaéreo de gran variedad de armas y aunque el Capitán Molteni logro evadir el mismo, el Teniente Miguel fue alcanzado por el disparo de un misil portátil Blowpipe que impactó su Aermacchi numeral 4-A-114, que tras ser alcanzado picó hacia el suelo desde baja altura y estalló, matando al piloto (9) (10) (11). El Teniente Miguel había nacido en Punta Alta, tenía 24 años y es hijo del Suboficial Mayor de la Armada Jorge Miguel.


El Museo de la Aviación Naval, ubicado en la Base Comandante Espora, exhibe el birrete que utilizó el Teniente de Corbeta Daniel Miguel durante la campaña de Malvinas.


La siguiente y ultima misión de apoyo arribó a Darwin apenas pasadas las 17 horas con dos Pucará, cuyos pilotos llevaron adelante un ataque en el que fue derribado el Primer Teniente Cruzado, quien se eyectó y sobrevivió, siendo capturado por los ingleses (10) (12) (13).
El único piloto argentino fallecido en horas de la tarde fue, entonces, un aviador naval, el Teniente de Corbeta Daniel Enrique Miguel. El Tcnl Piaggi fue testigo de su final, como lo refiere más arriba aunque con una diferencia horaria, pero no pudo identificarlo en ninguno de los dos libros que editó, ambos basados en las duras experiencias de su comando en Goose Green; es justicia decir que tampoco lo supo hacer el General (RM) Julian Thompson, quien en su libro “No picnic” refiere el ataque como ejecutado por “dos Skyhawks”, aunque en este caso el derribo se comenta en detalle (14).

Placa colocada al pie del avión ubicado en el Centro de veteranos de guerra de Punta Alta, para recordar al Teniente Miguel.











El 28 de noviembre del 2008 en el Centro de Veteranos de Guerra y Familiares de Caídos en Malvinas de Punta Alta, una sencilla ceremonia cristalizó la donación por parte de la Armada de un avión Macchi MC-326 a dicha organización, y se rindió homenaje al Teniente de Fragata post mortem Daniel Enrique Miguel; su padre descubrió una placa en su honor y el Capitán de Navío Arturo Médici, compañero de promoción, leyó una alocución que decía que “Daniel se quedó allá, en nuestras islas, como centinela de los intangibles por los cuales luchó y murió. Lo recordaremos siempre con enorme afecto y solemne respeto. Ojala sirva este avión como un mausoleo sobre el cual podamos corporizar toda la grandeza y coraje de quien hizo de su sacrificio un ejemplo de vida”.
Durante mucho tiempo me intrigó saber quien fue el piloto que el Tcnl Ítalo Piaggi tuvo el honor de saludar en su momento final, por lo que me decidí a investigarlo; hoy estoy seguro que su saludo fue para uno de los aviadores que el BIM5 sentía como propios y a quien como tal, recuerda con orgullo como uno más de sus caídos.



Aermacchi MC-339 de la Armada Argentina en los colores previos a la guerra de Malvinas.





Referencias.
(1) "Desembarco (Separata Nº 17), El BIM5 Ec, 2a parte", 1996, pag's 205 y 207.
(2) "MACH1" (Año VI Nº 20), CFCD Carlos Alberto Molteni, pag 5.
(3) "Desde el frente", CLCD Carlos Hugo Robacio, Editorial Solaris, 1996, pag 20.
(4) "El combate de Goose Green". Tcnl (R) Ítalo A. Piaggi, Editorial Planeta, 1994, pag 116.
(5) "Ganso Verde". Tcnl (R) Italo A. Piaggi, Editorial Sudamericana/Planeta, 1986, pag 105.
(6) "El combate de Goose Green". Tcnl (R) Ítalo A. Piaggi, Editorial Planeta, 1994, pag 117.
(7) "La batalla aérea de nuestras Islas Malvinas", Pio Matassi, Editorial Halcón Cielo, 1990, pag 308.
(8) "La batalla aérea de nuestras Islas Malvinas", Pio Matassi, Editorial Halcón Cielo, 1990, pag 187.
(9) "No vencidos", CLCD Horacio Mayorga, Editorial Planeta, 1998, pag's 417 y 418.
(10) "La batalla aérea de nuestras Islas Malvinas", Pio Matassi, Editorial Halcón Cielo, 1990, pag 189.
(11) "Malvinas, la guerra aérea", Ediciones Open, 1988, pag 63.
(12) "Dios y los halcones", Capitán Pablo Carballo, Editorial Abril, 1983, pag 129.
(13) "Halcones sobre Malvinas", Capitán Pablo Carballo, Ediciones del Cruzamante, 1984, pag 115.
(14) "No picnic", General (RM) Julian Thompson, Editorial Atlántida, 1989, pag 146.

TODALAAVIACION agradece al Suboficial Primero CARLOS ALBERTO ARCE, el gran honor de permitirnos publicar su articulo, el cual nos permite ahondar mas en la historia de la AVIACION NAVAL ARGENTINA, esperando poder contar con su presencia con proximas publicaciones.

Gustavo Lepez

2 comentarios:

FABIAN dijo...

Hola Gustavo, los combatientes del Ejercito Argentino que participamos alli, siempre tuvimos una tacita admiracion por la Infanteria de Marina, por lo que demostro el BIM 5 junto a unos pocos hombres de Ejercito; y los Pilotos de la Fuerza que fuera. Aun hoy sigo recordandolos con esa admiracion por su sacrificio. Un abrazo. FABIAN

Rubens Souza dijo...

Argentina! Pare com saudosismo de malvina e de 1982. Deseje e trabalhe pra ser grande. Quem sabe um dia desta forma reconquiste Malvinas.
A Armada e Força Aérea Argentina foram bravos com seus Mirage III em 1982. Só que Argentina continua com a cabeça a 27 anos atrás e com os mesmo Mirage III, enquanto que a Inglaterra tem hoje cazas modernos e uma armada muitas vezes superior que a de 1982.
Argentina parou no trauma das malvinas de 27 anos atrás e não avançou.
Que das Malvinas fique somente a lição. E parece que a lição não foi aprendida.
Abraço.
Salutos.
RUbens

AeroMundo - EL ONCE TV

AeroMundo - EL ONCE TV
La Aviacion Mundial vista desde PARANA

Motor de busqueda TODALAAVIACION

Búsqueda personalizada