lunes, mayo 02, 2011

BAUTISMO DE FUEGO CONMEMORADO EN COMODORO RIVADAVIA





El ministro de Defensa de la Nación presidió ayer en esta ciudad el acto central para conmemorar el 29º Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina, que contó con amplia participación de público. Junto al ministro, estuvo el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, brigadier principal Normando Constantino, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, brigadier general Jorge Alberto Chevalier, el senador nacional Marcelo Guinle, el intendente local Martín Buzzi, diputados, senadores, representantes de las fuerzas armadas y de seguridad y autoridades judiciales.
Junto al hangar de la Brigada Aérea en esta ciudad, se colocó el palco principal, en una ceremonia donde el brigadier Constantino reconoció a quienes dejaron sus vidas en las Islas Malvinas y el ministro Puricelli habló de la necesidad de dar lugar en los medios a estos hechos en vez de dar amplia cobertura a acontecimientos como la boda real inglesa.
En ese clima, cientos de vecinos de la ciudad se acercaron para compartir el sobrevuelo de las aeronaves que formaron parte del desfile, acompañar a los veteranos de guerra, y escuchar los dos discursos mencionados.

Reconocimientos y reproches en los discursos
Al mediodía, las principales autoridades nacionales arribaron al punto donde se desarrolló el acto y, tras pasar revista a la agrupación "Bautismo de Fuego" y entonar el Himno Nacional Argentino, se escuchó la invocación religiosa.
El capellán mayor de la Fuerza Aérea, presbítero Ricardo González, fue quien reconoció a quienes participaron del conflicto de Malvinas, a quienes dieron sus vidas y a quienes regresaron con todos los honores.
Un toque de silencio fue el preludio del primer paso de aeronaves de la Fuerza Aérea pertenecientes a la Brigada de Villa Reynolds, en la provincia de San Luis. La formación pasó sobre los presentes antes de que el jefe del Estado Mayor, brigadier Constantino, se dirigiera a los presentes.
Su extenso discurso mostró el orgullo de conducir la fuerza que sorprendió a los ingleses, tal como demuestran los testimonios leídos por el propio Constantino de jefes británicos de tropas y de fuerzas en 1982. Habló de los 55 caídos en la guerra, y de quienes regresaron, de sus familias, del protagonismo de la Fuerza Aérea y de lo que sigue significando en la actualidad.
Luego, el ministro Puricelli habló ante los presentes en un discurso que tuvo reconocimientos -a los patagónicos, a los comodorenses en particular- y reproches, en especial, a los medios de comunicación que transmitieron con lujo de detalles la boda de la realeza británica.

El espectáculo aéreo
y el desfile terrestre

Finalizados los discursos, los efectivos –provenientes de distintas unidades patagónicas así como de Córdoba- se prepararon para el desfile terrestre. En lo alto, el desfile aéreo comenzó con un avión Hércules y dos A 4AR que simularon un operativo de abastecimiento en vuelo, siguió con un Saab, y tres Twin Otter.
El sobrevuelo fue observado con mucha atención tanto dentro del predio de la Brigada Aérea como afuera, donde decenas de autos llevaron a vecinos que querían disfrutar de este momento.
Como cierre, mientras la banda de música ejecutaba "Alas Argentinas", desfilaron oficiales y suboficiales, e integrantes de las distintas fuerzas con asiento en la ciudad: el Ejército Argentino, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina, estuvieron presentes con sus hombres y mujeres.
El personal en ejercicio, retirado y de reserva de la Fuerza Aérea que participó en la Guerra de Malvinas cerró el desfile. Entonces, los presentes entonaron la Marcha de las Malvinas antes de comenzar la desconcentración.

El ministro criticó la amplia cobertura mediática a la boda de la realeza británica

"Nuestros héroes de Malvinas también merecen que nos ocupemos de ellos", dijo Puricelli
El ministro de Defensa de la Nación, Arturo Puricelli, ofreció un discurso de reconocimiento pero también de crítica respecto a los acontecimientos que merecen grandes coberturas mediáticas, especialmente, a la reciente boda del heredero de la corona británica.
En sus palabras, Puricelli apeló a las palabras de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner, al mencionar: "cuando nosotros encontramos ejemplos a imitar como son las 55 vidas que se inmolaron de la Fuerza Aérea en la gesta de Malvinas, valen por más de mil palabras y mil discursos".
Habló entonces del reconocimiento del Gobierno Nacional, para "acompañar en la memoria y exaltar en el recuerdo a los hombres que dejaron su vida por defender la patria".

Acontecimientos sociales versus reconocimiento
El ministro de Defensa señaló que la recuperación de las islas australes es una causa no sólo del Gobierno sino que del pueblo, según interpretó ante el acompañamiento de la comunidad en éste y en otros actos que conmemoran los sucesos de 1982.
"Es por eso que exhortamos a los grandes medios de comunicación que a veces ocupan largos minutos de sus tiempos para acontecimientos sociales que ocurren en las lejanas 14 mil millas que nos separan de Londres, para decirles nuestros héroes de Malvinas también merecen que nos ocupemos de ellos y nos acordemos, que conozcamos sus nombres y que sepamos de su entrega a la Patria" remarcó entonces el funcionario nacional.
Agradeció también la convocatoria a quienes se acercaron ayer a la Brigada Aérea para demostrar que no sólo interesa la boda de la capital británica sino reconocer a quienes, 29 años atrás, pelearon por recuperar las islas del Atlántico Sur.

La recuperación como causa nacional
En lo que respecta al Gobierno, Puricelli aseguró: "nuestro compromiso con esa causa es irrenunciable como lo es nuestro respeto a la Constitución a su manda que dice que Malvinas es una causa nacional que solamente va a terminar cuando tengamos la posesión definitiva de las Malvinas bajo el imperio de la bandera celeste y blanca".


El jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea reconoció el papel del pueblo comodorense y de los soldados caídos en 1982

Constantino: "nos entregaron un ejemplo que debemos imitar todos los días"
El jefe del estado Mayor de la Fuerza Aérea brigadier principal Normando Constantino, ofreció un discurso cargado de reconocimiento al papel que jugaron los "soldados alados" en la Gesta de Malvinas y al rol que cumple la fuerza a su cargo en la defensa nacional.
Por un lado, señaló que en 1982, se enfrentaron "en un conflicto con una gran disparidad de medios materiales, pero en contrapartida, los integrantes de la fuerza contaron con fortaleza de espíritu, capacidad profesional y profundas convicciones. Acuñadas inicialmente en el seno de sus hogares y luego, fraguadas en nuestros institutos de formación y en las distintas unidades operativas de la institución".
Como testimonio de ello, leyó declaraciones de quienes pertenecían a las fuerzas británicas que exaltaron el valor de los integrantes de la Fuerza Aérea Argentina.
El brigadier Constantino señaló que el valor y heroísmo de los 55 caídos pero también de los 759 oficiales, 2599 suboficiales y 1512 soldados que participaron del conflicto "constituye en nosotros un permanente desafío para que tratemos de imitar el ejemplo que nos ofrecieron".


Reconocimiento a Comodoro Rivadavia.


"No solamente vivieron sus convicciones de soldados alados, sino que dejaron en el cielo la estela del mejor ejemplo, del buen ejemplo, ejemplo que agradecemos a todos y cada uno de los que participaron e integraron la entonces Fuerza Aérea Sur", expresó Constantino.
Habló de las otras fuerzas armadas y de seguridad, las reservas militares y civiles, la red de observadores del aire, el escuadrón Fénix y la tripulación de las líneas aéreas comerciales.
El brigadier también quiso hacer "especial mención a la población civil para agradecerles el permanente apoyo brindado". En forma particular, se refirió al pueblo "de Comodoro Rivadavia que albergó el comando de la Fuerza Aérea Sur, organismo desde donde se planificó y ordenó la ejecución de las diferentes misiones aéreas lanzadas desde los distintos aeródromos ubicados a lo largo de nuestra Patagonia".
Sobre el final de su discurso, Constantino expresó su deseo de que permanezca el agradecimiento, el reconocimiento y el recuerdo "de aquellos que partieron a la gloria, defendiendo a su patria, y entregándonos un ejemplo que debemos imitar".


Numeroso público acompañó la ceremonia



La comunidad de Comodoro Rivadavia fue protagonista en la ceremonia por el 29º aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea: no solamente porque el Estado Mayor eligió esta ciudad como escenario para el acto central sino porque desde muy temprano, las familias de la ciudad fueron acercándose a participar activamente.
Detrás del vallado cerca del hangar, cientos de personas de todas las edades escucharon y observaron el acto. Algunos habrán vivido la guerra con sus simulacros, sus oscurecimientos, el pedido de sangre y el activo voluntariado. Otros habrán leído lo que pasó y muchos -los más chicos- habrán escuchado de los mayores que hace casi tres décadas Comodoro Rivadavia fue base de operaciones hacia las islas del Atlántico Sur.
Afuera de las instalaciones, también había numerosos vehículos de personas que se acercaron a mirar el desfile aéreo, que abrió y cerró la ceremonia.
Esta presencia fue destacada tanto por el ministro Puricelli como por el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Constantino.
Pero también demostró la decisión de acompañar a veteranos, a familiares y a quienes siguen peleando por la soberanía sobre las islas Malvinas , Georgias y Sandwich del Sur.


FUENTE: DIARIO CRONICA DE COMODORO RIVADAVIA.

FOTOS: FEDERICO ADRAGNA para www.simplementevolar.com

No hay comentarios.:

AeroMundo - EL ONCE TV

AeroMundo - EL ONCE TV
La Aviacion Mundial vista desde PARANA

Motor de busqueda TODALAAVIACION

Búsqueda personalizada