sábado, marzo 19, 2011

RAUL ALCARAZ, SOBREVIVIENTE DEL AVION PRECIPITADO EN CHACRAS DE CORIA CUENTA SU VIVENCIA...

La nota completa se encuentra publicada en la edicion de Diario UNO del dia de la fecha 19/03/2011.

http://www.diariouno.com.ar/mendoza/El-tripulante-de-la-avioneta-que-se-estrello-en-Chacras-culpo-al-piloto-20110318-0042.html


Por Javier Polvani

Raúl Alcaráz, tripulante de la avioneta que cayó el 1º de marzo en Chacras de Coria, que salvó su vida de forma inexplicable, concluyó que el accidente se debió a “un error de conducción, no tengo ninguna duda”. El hombre, de 41 años, se recupera de las lesiones que padeció en la avioneta en la casa de sus padres, en el Barrio Santa Ana, de Guaymallén, convencido de que no bien tenga la autorización médica volverá a tripular una nave voladora.

La máquina siniestrada era piloteada por Enzo Ceballos, de 37 años, quien falleció en el hospital Lagomaggiore como consecuencia de las heridas sufridas en la caída. El vuelo que quedó trunco comenzó en la pista de la empresa Aerotec, situada al Sur de Rivadavia, y tenía como misión la siembra de moscas del mediterráneo esterilizadas en el marco de la campaña contra esa plaga que ejecuta el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (ISCAMEN), entidad contratante del servicio aéreo.

Ayer, mientras su madre cocinaba el almuerzo, Alcaráz le contó a Diario UNO su vivencia más crítica desde que decidió familiarizarse con los aviones. Hace más de dos años que obtuvo el diploma que lo habilita a como piloto en el Aeroclub Mendoza y se apresta a conseguir la habilitación como piloto comercial.

Desde setiembre de 2010 trabajaba en Aerotec, afectado exclusivamente a la campaña contra la mosca del Mediterráneo del Iscamen, adonde cumplía la función de asistente en vuelo, no de piloto.

-¿Qué tarea cumplías en Aerotec?
-Yo iba de tripulante encargado de la siembra de las moscas, mi lugar en el avión era detrás del piloto mirando en el sentido contrario al de la dirección de vuelo.

-¿Nunca piloteaste?
-Si, con aviones de la empresa piloteo seguido pero no en el trabajo del Iscamen porque para eso hay que tener una habilitación comercial, que yo estoy tramitando. Por ahora, soy piloto privado.

-¿Cómo fue tu trabajo el día del accidente?
-Ese día tenía cuatro vuelos, la actividad era menor a la normal porque el Iscamen Había bajado la intensidad del trabajo. Los dos primeros los hice con Francisco (Manddaleni) como piloto y los dos siguientes tenía que hacerlos con Enzo (Ceballos). Antes de salir en el tercer vuelo, yo me fui a preparar las moscas y el Gordo (Ceballos) fue a hacer la carga de combustible. Después, hice un chequeo personal de todos elementos del avión, como acostumbro a hacer siempre antes de despegar. Estaba todo normal.

-¿El avión había tenido algún problema antes?
-No, justo ese era el mejor de todos los aviones que hay en la empresa. De todos modos, como en el mismo lugar de la pista funciona un taller de mantenimiento a las avionetas de Aerotec no les falta nada, cuentan con muy buena calidad de combustible y aceite, lo que hace que las máquinas de la empresa funcionen en las mejores condiciones siempre.

-¿En algún momento del vuelo que terminó con la caída notaste alguna dificultad?
-En el avión no, pero me llamó la atención que íbamos demasiado lento antes de la caída. Para la siembra de moscas nosotros tenemos el cielo dividido en sectores –que los demarca el GPS-. En cada sector hay una velocidad establecida y en un momento noté que volábamos por debajo de la misma. Cuando llegó la hora de hacer el viraje para cumplir con la ruta establecida sentí que se plantó un ala, la que quedó hacia abajo. Entonces, la avioneta entró en picada en tirabuzón. Estábamos a unos 300 metros de altura y calculo que en el descenso alcanzamos los 250 kilómetros por hora.

-¿Cómo fue tu reacción cuando te diste cuenta que el avión se caía?
-Le grite al piloto una o dos veces que lo recuperara, después sólo pensé en mis hijos hasta que perdí el conocimiento. El avión cayó en tirabuzón. Permanecí inconsciente unos minutos, calculo, cuando me desperté estaba agarrado al asiento con el cinturón de seguridad.

-¿Saliste por tus medios o recibiste ayuda?
Salí solo y lo primero que hice fue tratar de ayudar al Gordo, que estaba en su asiento atado con el cinturón, pero cuando quise desprender la traba una llama me tiró para atrás. En ese momento pensé en el peligro que significaba la cantidad de combustible que tenía el avión, habíamos cargado el tanque antes de salir y habíamos gastado muy poco. Después aparecieron los vecinos con matafuegos y yo quedé tirado en el suelo a la espera de la atención médica.

-¿Por qué se produjo la caída?
-Fue un error de conducción, no tengo dudas.

-Un vecino dijo que sitió un rateo en el motor del avión.
-Eso es porque el Gordo aceleró y desaceleró desesperadamente tratando de sacarlo pero ya era tarde cuando empezó la picada no había más nada que hacer.



A pesar de terminar con el 15% del cuerpo afectado por quemaduras de primer y segundo grado y una seria lesión en el brazo izquierdo, Raúl Alcaráz no ve la hora de poder volver a subirse a un avión. “Estoy cerca de obtener la licencia como piloto comercial, no voy a dejar de volar sólo porque tuve un accidente”, aseguró a UNO.

-¿Qué lesiones tenés?
-El 15% del cuerpo quemado, quebradura en la cabeza del húmero izquierdo y de tres metacarpos de la mano izquierda.

-¿Cuánto tiempo demandará la recuperación?
-Entre tres o cuatro meses me dijeron los médicos, espero que sea lo más rápido posible.

-¿Vas a volver a volar cuando te recuperes?
-¿Por qué no? Es mucho más riesgoso manejar un auto con la cantidad de accidentes que hay que volar un avión. Lo que sí ya no me voy a callar cuando vea algo irregular, hasta ahora nunca dije nada pero eso va a cambiar.

-¿A qué te referís?
-Y que a veces por no pelear con un piloto uno se callaba la boca.

-¿Te pasó eso el día del accidente?
-Si, me di cuenta que bajábamos la velocidad pero no dije nada porque mi función no era la de un copiloto, yo sólo iba para sembrar las moscas.

-¿Sos consciente de la fortuna que tuviste para no morir en el accidente?
-Si, seguro. Los peritos de la Junta de Investigaciones de Accidentes me dijeron que no conocen ningún caso de una precipitación como la que tuvimos nosotros en la que uno de los tripulantes saliera con vida.

No hay comentarios.:

AeroMundo - EL ONCE TV

AeroMundo - EL ONCE TV
La Aviacion Mundial vista desde PARANA

Motor de busqueda TODALAAVIACION

Búsqueda personalizada