jueves, junio 18, 2009

España financia la nacionalización de Aerolíneas


El Ejecutivo español ha decidido dar carpetazo al conflicto sobre Aerolíneas Argentinas, expropiada por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner al grupo turístico Marsans en diciembre de 2008, tras un largo pulso que ha enrarecido las relaciones entre ambos países.
El Consejo de Ministros del pasado 29 de mayo acordó �instruir al Instituto de Crédito Oficial (ICO) para modificar las condiciones de la línea de crédito concedida a la República Argentina en 2001�. Este viejo préstamo, por valor de 1.000 millones de dólares (722 millones de euros), se concedió en su momento al país sudamericano para ayudarle a atravesar la crisis más grave de su historia.
El escueto acuerdo del Consejo de Ministros, del que no se han facilitado más detalles, permitirá al ICO ampliar el crédito concedido a Argentina en 250 millones de euros, dinero que previsiblemente servirá para que Aerolíneas Argentinas, su aerolínea de bandera, financie la compra de aviones Airbus, según fuentes al tanto de las conversaciones. Aerolíneas se subrogará en un pedido realizado por Marsans, la empresa controlada por Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, anterior propietaria de la compañía latinoamericana.Fuentes del ICO subrayan que están a la espera de conocer el contenido del crédito.


Petición


El préstamo, que todavía no ha llegado a Argentina, es una petición expresa que le hizo Cristina Fernández de Kirchner al presidente José Luis Rodríguez Zapatero, cuando la mandataria sudamericana visitó oficialmente España en febrero de este año. Aunque en principio el Ejecutivo español era reticente, finalmente ha pesado más la posibilidad de cerrar un problema que arrastra España desde 1990 cuando Iberia adquirió Aerolíneas.
Con el dinero del ICO, se podrá completar una compleja negociación a tres bandas que lleva meses fraguándose entre Aerolíneas Argentinas, Airbus y Marsans. La empresa española está harta de los problemas que le ha dado la línea aérea y quiere pasar página a esta conflictiva historia. Con la decisión del Gobierno, el grupo turístico Marsans recuperará parte de la señal de 150 millones de dólares (108 millones de euros) que entregó a Airbus por el macropedido de 66 aeronaves en 2007, cuando aún controlaba Aerolíneas Argentinas.
Marsans recuperará parte de los 150 millones de dólares que entregó a Airbus en adelanto -->
A cambio de que la línea aérea se quede con parte de los aviones, Marsans retirará la demanda que interpuso ante el Centro Internacional de Arbitraje de Disputas de Inversiones (CIAD), que depende del Banco Mundial, tras arrebatarle el Gobierno de Kirchner el control de la empresa. Además, Marsans renunciará a cualquier tipo de compensación económica por la pérdida de la compañía.
Las conversaciones con Airbus podrían cerrarse en las próximas semanas, aunque faltan algunos flecos. Inicialmente se hablaba de 30 aeronaves de las 66 encargadas por Marsans, pero no se descarta que el pedido sea finalmente de menor cuantía.
El dinero que recuperará Marsans será todo un balón de oxígeno para la compañía, que atraviesa turbulencias financieras por la caída del turismo y las dificultades crediticias que están poniendo los bancos a todas las empresas.Argentina, según el FMI, es insolvente, por lo que España se arriesga a perder el nuevo préstamo.
De hecho, el país sudamericano no ha devuelto todavía en su totalidad el crédito de 1.000 millones de dólares de 2001. Desde que Iberia se hizo con la empresa en 1990, Aerolíneas ha costado 2.734 millones de dólares (1.975 millones de euros) a las arcas públicas españolas.
El grupo turístico retirará la demanda por la expropiación tras ceder los aviones a Aerolíneas -->
Las turbulencias1. La compra: La historia española de Aerolíneas Argentinas se remonta a 1990, cuando Iberia, entonces una empresa controlada por el Estado, se hace con el control de la compañía estatal, fundada en 1950 tras la fusión de tres líneas aéreas que operaban en el país sudamericano.
2. La crisis: El Instituto Nacional de Industria (INI) tiene que asumir en 1994 el control de la empresa argentina ante las ingentes pérdidas (1.200 millones de euros) que estaba provocando a Iberia, que atravesaba problemas financieros. Cede la gestión a American Airlines.
3. La venta: Fracasados todos los intentos por reflotar la aerolínea, que se ve obligada a suspender pagos en 2001, el INI abre una subasta para vender el grupo. El ganador final es Marsans, que desde el inicio se enfrenta a una fuerte oposición de la plantilla y de parte de los políticos argentinos.
4. La expropiación: Ante la presión política y social, Kirchner trata de que grupos empresariales afines entren en la empresa en 2008. Marsans accede a ceder parte del accionariado para desatascar la situación, pero la venta no prospera. El Gobierno opta finalmente por expropiar.
5. El conflicto: Marsans lleva a Argentina ante el Centro Internacional de Arbitraje de Disputas de Inversiones, que depende del Banco Mundial. La empresa está abierta a retirar la demanda si Aerolíneas se queda con parte del pedido de Airbus. Argentina pide ayuda a España para la financiación.

1 comentario:

julio dijo...

Y sigue el circo en AA,aora el gobierno español tanbien se suna a este circo.
yo me digo,si destinaran una cuarta parte del cuantioso presupuesto que se tira en AEROLINEAS ARGENTINAS a nuestras maltrecha fuerza aerea hoy en dia seria otra la situacion de la misma.

SALUDOS

AeroMundo - EL ONCE TV

AeroMundo - EL ONCE TV
La Aviacion Mundial vista desde PARANA

Motor de busqueda TODALAAVIACION

Búsqueda personalizada