jueves, diciembre 18, 2008

ARMADA ARGENTINA - GACETILLA DE PRENSA


Conforme al artículo periodístico publicado en un medio escrito local en el día de ayer, el Comando del la Fuerza Aeronaval Nº 3, informa a fin de aclarar algunos aspectos mencionados en el mismo:

El traslado de la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima a la Base Aeronaval Punta Indio se fundamenta principalmente en las siguientes conclusiones, obtenidas de la experiencia recogida en once años de operación de la escuadrilla en la Base Aeronaval Almirante ZAR:

Tanto la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima (EA6V), con asiento en la Base Aeronaval Almirante Zar, sito en la ciudad de Trelew, como la Agrupación Aerofotográfica (APFT), con asiento en la Base Aeronaval Punta Indio (BAPI), sito en la localidad de Punta Indio, Provincia de Buenos Aires, operan con aeronaves BEECHCRAFT SUPER KING AIR BE-200.

La separación geográfica de ambas bases genera la duplicación de las tareas de mantenimiento en el Taller Aeronaval Almirante Zar (TVAZ) y el Taller Aeronaval Punta Indio (TVPI), produciendo afectaciones logísticas e incidiendo negativamente en la disponibilidad operativa de los medios aeronavales, particularmente, en el actual escenario restrictivo para los procesos de obtención y procesamiento de repuestos y componentes. La Aviación Naval debe, desde una visión integral, optimizar la logística.

El cambio de asiento de la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima (EA6V), no afecta la capacidad de control del mar, responsabilidad primaria de la Armada y tampoco, genera una disminución del nivel de actividad de la Base Aeronaval Almirante Zar (BAAZ), menos aún en el Taller Aeronaval Almirante Zar (TVAZ) quien debe asumir el desafío de mantener más aeronaves de gran porte en vuelo.

El traslado de la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima (EA6V) permite optimizar el empleo de la infraestructura de apoyo existente en las Bases Aeronavales y de los Talleres, facilitando los procesos de adiestramiento de las tripulaciones de vuelo.

Es por ello que a fin de optimizar la organización y el despliegue, entre otras, se tomó la decisión del traslado de la citada escuadrilla a la Base Aeronaval de Punta Indio, previéndose que los BE-200 Marítimos y las aeronaves S-2T “Turbo Tracker”, con base de asiento en la “Base Aeronaval Comandante Espora”, Bahía Blanca, cumplan estaciones por períodos de aproximadamente dos semanas en la Base Alte. ZAR para efectuar el control de tráfico marítimo en operaciones integradas con aeronaves P-3B “ORION” (guardias operativas).
La decisión fue informada por autoridades de la Armada a autoridades provinciales y municipales, sin tener en dichas reuniones expresiones de disconformidad por estas medidas.

Este modo de acción adoptado, sumado a la incorporación de tecnología en las aeronaves de exploración, contribuye a mejorar y a optimizar los medios aeronavales en las tareas de control del mar, manteniéndose la visión de la Armada en cuanto a que la ubicación de la Base Alte ZAR satisface los requerimientos de apoyo como base de despliegue de las aeronaves de exploración. Éste factor no es tan sólo de carácter táctico sino también estratégico conforme principalmente a su posición geográfica privilegiada.
Por otra parte se considera conveniente remarcar, que este año las aeronaves BE-200 cumplieron la misma cantidad de horas de vuelo que el año anterior en tareas de control de trafico ordenadas por el Comando de Operaciones Navales, pese a que dichas aeronaves volaron en adiestramiento menos que el año anterior debido a problemas logísticos y a la presencia de cenizas volcánicas como es de conocimiento público.

Con respecto a las aeronaves P-3B “ORIÓN”, la Armada Argentina como Autoridad Nacional de Aplicación del Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimo (SARM), tiene como responsabilidad la protección de la vida humana en el mar y la asistencia de las unidades en navegación dentro de la Región de Responsabilidad de Búsqueda y Salvamento (RRS).
Para materializar esta responsabilidad, la Armada ejecuta la búsqueda y salvamento de buques, artefactos navales y embarcaciones, a fin de auxiliar a las personas en peligro, dicha actividad la realiza principalmente con unidades de superficie y con las aeronaves P-3B conforme al gran radio de acción disponible por estas aeronaves, las cuales son destacadas en algunos casos a la Base Aeronaval Río Grande para operar desde allí. Esto se debe principalmente al incremento evidenciado en los últimos años, del tráfico marítimo de buques turísticos, y de la ocurrencia de siniestros en la península antártica, como ocurrió el año pasado con el hundimiento del buque de pasajeros EXPLORER, o recientemente ante la varadura del buque USUAHIA.

Como dato ilustrativo es conveniente resaltar que mientras aeronaves BE-200 y el P-3B estaban realizando un vuelo de control de tráfico marítimo en conjunción con la Corbeta A.R.A. “GUERRICO” por el límite de la Zona Económica Exclusiva, surgió el incidente del buque USUAHIA en la Antártida. Durante dicho vuelo el P-3B fue destacado a la Base de Río Grande para asistir a dicha embarcación. La aeronave hizo combustible en Río Grande y se dirigió al lugar del siniestro arribando a la zona de operaciones en menos de tres horas.
Dicha aeronave permaneció durante 6 días en Río Grande efectuando vuelos de verificación y control de tráfico marítimo en la Antártida. En dicha permanencia, colaboró durante el tránsito en el registro fotográfico del incendio producido en la ciudad de TOLHUIN en cooperación con defensa civil de dicha provincia.
Este incremento de tareas, necesariamente requiere que la escuadrilla de P-3B vuele más, opere más, por ende requiere un esfuerzo logístico mayor que debe traducirse en más aeronaves en línea de vuelo, un Taller con mayor capacidad (cantidad y calidad de tareas), inclusive para satisfacer las “Normas de Aeronavegabilidad Militar” establecidas por el Ministerio de Defensa recientemente. En síntesis, éste escenario implica expansión, NO desmantelamiento.

El control del mar es la responsabilidad principal de la Armada que lleva implícita contribuir en la concreción de muchas tareas: defensa de la soberanía, preservación de recursos (renovables y no renovables), salvaguarda de la vida humana en el mar, control del tráfico, preservación del medio ambiente, etc. Con respecto a las tareas de control de la milla 200 (pesquerías), este año las aeronaves P-3B duplicaron la cantidad de horas voladas con respecto al año pasado, explorando aproximadamente 3 millones de millas náuticas cuadradas.

Por último se desea puntualizar que:
· La reducción del personal militar, como consecuencia del traslado de la escuadrilla es aproximadamente del 4 %, sin verse afectada ninguna familia que posee vivienda propia en la ciudad de Trelew.

· La Base Aeronaval Alte. ZAR, en los últimos años y en especial este último, como parte del plan previsto de reorganización de la Aviación Naval, se encuentra totalmente dedicada a la reparación de uno de los hangares disponibles; a la reparación y adecuación a normas del sistema de gas y agua; mejoras en las condiciones de habitabilidad de los edificios destinados al alojamiento del personal y de las viviendas fiscales citas en la ciudad de Trelew; mejoras en los servicios aeroportuarios; mantenimiento de la planta de combustible terrestre; mejoras en los enlaces de comunicaciones y datos; y otras tareas que, demandaron y demandarán inversiones importantes, que indican con claridad que no se esta desmantelando la base sino muy por el contrario se están mejorando sus instalaciones para cumplir cabalmente una responsabilidad primaria de la Armada: el control del mar.

PRENSA FAE3

No hay comentarios.:

AeroMundo - EL ONCE TV

AeroMundo - EL ONCE TV
La Aviacion Mundial vista desde PARANA

Motor de busqueda TODALAAVIACION

Búsqueda personalizada